martes, 13 de julio de 2010

¡Campeones del Mundo!


Hoy vuelvo al tajo y poco a poco me voy recuperando de una espantosa resaca tan demencial que ni me imaginaba lo que me costaría escribir esto. Hasta he tenido que pedir al jefe que me alargara un dia más las vacaciones porque poco más y no lo cuento. Finalmente han sido tres semanas y un dia para volver a empezar de martes y trece, ¿a que suena a condena? Pues sí, más o menos y encima hoy no he tenido un buen dia que digamos pero las alegrías de este pasado fin de semana compensan cualquier cosa, así que me quiten lo bailao. Mañana os contaré mis andanzas durante el jueves, viernes y sábado por el festival de Bilbao BBK Live, pero hoy toca hablar de la selección española de futbol.

Y es que somos campeones, joder, ¡¡CAMPEONES!! quien nos lo iba a decir... después de tantos años era algo que nunca pensé que vería, pero de ser alguna vez la primera tenía que ser ya, y sí, ¡por fin lo conseguimos! ¡Qué grande! Sangre, sudor y lágrimas nos ha costado pero al final lo conseguimos. Toda la afición del futbol español, los que sufrimos, disfrutamos y tenemos verdadera pasión por este deporte soñabamos desde pequeños con ver a España ganar un mundial de futbol, y el sueño por fin se ha hecho realidad. Estamos de enhorabuena y debemos festejarlo porque lo vivido este pasado domingo solo pasa una vez en la vida, es decir, ojalá se repita, pero nunca más habrá otra primera vez y eso es algo que llevaremos dentro por el resto de nuestros dias, algo inolvidable.

Ya tenemos un equipo para la historia. La España de Casillas, de Ramos, de Capdevila, de Iniesta, de Xavi y de Villa es la de unos magos del balón, dirigidos por un hombre tranquilo con el que me identifico por su forma de ser al 100%. Del Bosque asumió el reto de llevarnos a lo más alto con una sensatez envidiable, sin una palabra más alta que otra, trabajo, humildad, huyendo del protagonismo y demostrando ser un estratega como pocos dentro y fuera del campo. Son muchas las imágenes para el recuerdo pero la de todos ellos haciendo piña, levantando el trofeo hasta lo más alto, quedará por siempre en mi memoria como una de las mejores, por eso ilustra hoy esta entrada como símbolo del premio al trabajo bien hecho que tiene al fin su recompensa. Como dijo el mister: "es un triunfo de la familia del futbol español", así que... ¡Va por ustedes!

P.D.: ahora quiero que echeis un vistazo atrás y mireis con detenimiento la portada del disco anterior de Slaprocket ¿Que veis? ¿alguien subido a un avión? ¿festejando algo botella en mano? Efectivamente, y en la cola de ese avión los colores de la bandera española jajaja!!

4 comentarios:

Javi Meskalina dijo...

Sí señor... lo peor es que ganamos el mundial jugando a medio gas (menos contra Alemania) y fallando muchas ocasiones, si no, hubiera sido un paseo. Aún así, la superioridad fue tal que todos los equipos jugaron contra España a no dejar jugar y ni uno a jugar al fútbol (creo que Chile en ese sentido y por momentos Paraguay fue el rival más atrevido).
A disfrutar y a seguir disfrutando que Silva, Cesc, Mata, Pedro, Iniesta, Piqué, Ramos, Llorente... tienen aún cuerda para rato y veremos la edad como trata a Xavi, Villa, Casillas y Puyol porque esto puede ir para largo (aunque no sean victorias, sí el ser una selección que esté habitualmente entre las cuatro primeras)

GorDT dijo...

Yo creo que la eurocopa nos ha dado este mundial a mas de uno confianza en esta seleccion, y el seguimiento ha sido masivo. Y la victoria, aunque sufrida ha sido algo impresionante y hace tiempo solo soñado. Esperemos que no se quede aqui.

Saludos!!!

ROCKLAND dijo...

Merecidísimo campeonato para la Roja.
Esperemos que sigan ofreciendo más titulos a la parroquia.

Saludos.

KARLAM dijo...

No puedo estar más de acuerdo con vuestros comentarios. Lo que no me entra en la cabeza es que haya gente (que la hay) que en momentos históricos como el del pasado domingo 11 de julio sea incapaz de emocionarse ni que sea mínimamente. Incluso muchas veces percibo cierta soberbia, cierto airecillo de superioridad y de mirar por encima del hombro a los pobres catetos que sí disfrutamos con el fútbol y celebramos victorias como esta. Pues bien, somos campeones y eso no nos lo quita nadie como mínimo durante los próximos cuatro años. Millones de personas son un poco más felices y eso es lo que realmente importa ¡Viva el fúbol y viva España!