lunes, 15 de noviembre de 2010

SIENA ROOT, Sala Dom Pedro, 12/11/ 2010



Pocas, muy pocas veces salgo de una sala después de ver un concierto con la sensación de haber presenciado algo único, muy especial, que necesitas de mucho tiempo para asimilar todo lo acabas lo que acabas vivir. Supongo que a todos nos ha pasado alguna vez, hay conciertos que guardaremos en nuestra retina hasta el fin de nuestros dias y para servidor este será uno de ellos. Como ya sabreis (y si no os lo recuerdo), Siena Root están estos dias por España y el pasado viernes en Gijón unos pocos privilegiados (sí, esa es la palabra) fuimos a recibirlos en la presentación de su último album "Different Realities", el mismo que me descubrió a esta gran banda y que no me cansaré de recomendar.

Cuando digo que unos pocos privilegiados fuimos a recibirlos quizás alguno piense que estoy exagerando, no lo entenderán, pero creo que hablo por boca de todos los que nos juntamos allí en el Dom Pedro (no más de treinta personas) cuando hago tal afirmación. Un dato muy triste, lo se, pero que lamentablemente no me pilla por sorpresa y así se lo hice saber dias atrás al amigo Omar, uno de The Promouters que palmó pasta con este bolo. Suponía que no iría mucha gente, pero el dato empieza a ser ya más que preocupante, sin embargo poco pareció importarle esto a Siena Root que nos obsequió un concierto antológico.



Se presentaron con una nueva vocalista, de la cual desconozco su nombre, aunque una cosa quedó clara, y es que no tiene nada que envidiar a sus predecesores en el puesto. Encaja a la perfección dentro de su papel secundario en detrimento del mayor caracter instrumental de la banda, y cumple sobradamente poniendo el contrapunto perfecto con su dulce, conmovedora y cálida voz.

Arrancaron con "Jog", una larga introducción de diez minutos donde ya nos quedamos embobados con la presencia de ese extaño y llamativo instrumento de origen indio llamado sitar. Nunca había visto tocar nada igual ni parecido. Increíble la destreza de la que hizo gala el también guitarrista KG, y muy curioso a su vez el hecho de que fuera éste el único en salir al escenario descalzo, así como que utilizara una Fender Stratocaster con el mástil cambiado, algo a priori ilógico para un diestro, pero que lejos de quedarse en mera excentricidad aquello sonaba rematadamente bien.

Antes de que nos quisieramos dar cuenta ya estábamos todos hipnotizados, y no tardaron en cautivarnos con una espiral de sonidos gracias a una base rítmica de espanto. Entre el imponente Sam Riffer con su bajo Rickenbaker, y la batería de Love, que en algún momento llegó a arder literalmente, nos trasportaron hacia otra dimensión, o como dice el título del último disco, hacia una realidad diferente. Canciones como "Ridin´Slow", "Trippin´", The Summer is Old"... se movían entre múltiples géneros musciales y nosotros con ellas. Todo temazos. Espectaculares y muy emocionantes fueron alternando varios temas de toda su discografía, cada uno de ellos con su correspondiente ovación, y posterior agradecimiento de los músicos. Las que más "Mountain I", "We" y "Coming Home", sin olvidarnos de los bises por supuesto, porque esa es otra. Tras hora y media sin interrupciones se vieron obligados a salir, no una vez, ni dos no... ¡¡¡Hasta tres veces los hicimos regresar al escenario!!!



Finalmente se quedó en dos horas de concierto, donde se estableció una complicidad entre público y banda como muy pocas veces sucede. El que fueramos pocos todavía lo hizo más especial y lo que vivimos allí es muy difícil explicarlo con palabras. Indescriptible. Personalmente no me quedó más que rendirme a la evidencia, aplaudir y echarme las manos a la cabeza ante tal exhibición. Lo siento por quienes se lo hayan perdido porque dudo mucho que esto se vaya a repetir. Si aún tienes la fortuna de que pasen por tu ciudad ni lo dudes lo más mínimo, la gira todavía acaba de empezar.

6 comentarios:

J.M.B. dijo...

El sábado iré a verles a San Sebastian si no hay nada que lo impida. ¿Qué tal el Stoner Sessions?

Un saludo.

TSI-NA-PAH dijo...

No los conocia, y suenan la hostia de bien.Una pena que por aqui abajo no se pasen!
Saludos

manel dijo...

No han pasado por Barcelona. Una lástima. Lo de la poca gente es general en este tipo de bolos...Al final los promotores lo dejaram correr..saludos.

OMAR dijo...

Fíjate si me habrán gustado que marcho el sábado a verlos a Donosti con The Soulbreaker Company.

GorDT dijo...

Pues en Madrid nos quedamos de momento sin el sitar y sin media hora de concierto. No se, seran cosas de la sala mas que del grupo. Me gustaron bastante, mucho diria yo. La cantante ya comento en mi blog, que aun siendo buena, algun problema de sonido de micro, o de ella hicieron que quedara en demasiado segundo plano. Pero ni una sola pega mas que ponerles.

Saludos!!!!!!!!!!

KARLAM dijo...

J.M.B., ¡Buena elección! El Stoner Session Festival fue la de dios!!! Llegué hecho polvo y todavía me estoy recuperando, pero estuvo de puta madre. Algo escribiré próximamente cuando revise las fotos y saque algo de tiempo.

TSI, pues si que es una pena que no se acerquen por donde tu estás porque te iban a encantar. Suenan infinitamente mejor en directo.

manel, y ya es raro eso que entre todas la fechas que tienen fijadas nadie se haya animado a llevarlos por Barcelona. Yo suponía que no iría mucha gente por aquí a verlos pero no tan poca. Mismamente en Vitoria creo que fueron unas 60-70 personas si no estoy equivocado, tampoco es que sea para tirar cohetes pero con eso mismo nos hubiéramos conformado.

OMAR, no me extaña que vayas ¡Vaya cartelazo! Hasta yo mismo me lo planteraría de no ser porque el mismo dia toca Satriani en Barakaldo y tengo la entrada desde hace meses. Por cierto, gran putada que la fecha de The Soulbreaker Company en enero concidida también con Thin Lizzy/Supersuckers.

GorDT, la cantante nueva le da otro aire a la banda, es menos soulera, pero canta mucho y tiene una grandísima voz. Aquí no hubo ningún problema de ese tipo.


Un saludo amigos!