sábado, 29 de septiembre de 2012

MAMMOTH MAMMOTH - Hell's Likely (2012)


Los más viejos del lugar quizás recuerden que hace tiempo, allá por el 2010, hablé sobre una banda australiana llamada Mammoth Mammoth, con motivo de su impresionante debut, que me dejó las orejas temblando y el cerebro más que jodido, más de lo que ya lo tenía quiero decir... Pues aquí están de nuevo con otra locura de disco, tres años después la continuación lleva por título "Hell´s Likely" y ésta significa una vuelta de tuerca más a lo ya conocido, tanto que se pasa, pero de buena a mejor y si no me creeis comprobadlo vosotros mismos. Lo de locura tómese en sentido literal si hacemos caso a la nota de prensa oficial, que afirma el ingreso por parte de los componentes de la banda en una  "abandoned women’s mental institution" (creo que sobra la traducción, se entiende...) para salir al decimotercer dia con el disco terminado. Personalmente no me lo creo, pero eso es lo de menos, tampoco me atrevería a cuestionarlo delante de estos cuatro cavernícolas por lo que pudiera pasar.

Ben Couzens (Guitarra) / Mikey Tucker (Voz) / Frank Trobbiani (Batería) / Pete Bell (Bajo)

Lo que realmente importa es la grandeza de "Hell's Likely", un disco que deja K.O. desde la primera escucha, aplastante como la pisada de un gigantesco animal primitivo, crudo y directo lo mismo que un puñetazo en toda la jeta. El comienzo arranca con la canción que bautiza este trabajo, arrollando a toda hostia, sin dejar tiempo de reacción y en poco más de dos minutos, su Rock del paleolítico habrá hecho mella en vuestro cuerpo y en vuestro cerebro dejándolos planchados para las siguientes. "Go" no es una invitación, es una orden, id a buscar cobijo porque al primer riff se avista  una estampida que os pasará por encima y las posibilidades de sobrevivir son mínimas.



Mike Tucker es el portavoz de esta cuadrilla, una garganta enfurecida que escupe Rock y contagia energía. La misma o similar que puedes obtener de grupos como Supersuckers, Motörhead o Rose Tatto, en su propuesta más salvaje y gamberra. La guitarra incendiaria de Ben Couzens y una base rítimica que funciona como una batidora de huesos hacen el resto. Siete canciones en media hora explosiva, que recomiendo consumir acompañada de cerveza fria y buena compañía, seguro que acabareis cantando al unísono "Sitting Pretty", "I Want It Too" y "Bury Me" alzando los cuernos al infierno. Para mi, uno de los pelotazos del año que conviene tener cerca del cargador de baterías, complemento muy útil previo a correrse una buena juerga, descargar adrenalina y proclamar a los cuatro vientos ese universal Fuck Yeah!!!.

Dicen sobre Mammoth Mammoth que son todavía mejores en directo y no me importaría comprobarlo, a riesgo de perecer en el intento, si algún promotor se anima y nos da la sorpresa serían tan bienvenidos como sus paisanos Airbourne, Don Fernando, Electric Mary... etc. Es más, apuesto a que se los comen, a estos y a quien se ponga por delante sin pestañear.


2 comentarios:

Pedro Pablo dijo...

Y qué decir de esa pedazo portada... FUCK YEAH!!
(compro)

sch1z0phr3n1a dijo...

Me encanto el debut de esta gente hace dos años, espero que este nuevo disco vuelva a destrozar timpanos. Me lo apunto, gran reseña maestro Karlam ;-)