lunes, 14 de noviembre de 2016

Adiós a LEONARD COHEN, 1934 - 2016 (D.E.P.)


Falleció el lunes 7 de Noviembre en L.A., se enterró el jueves 10 en Montreal por el rito judío y recibimos la triste noticia al dia siguiente, la mañana del viernes, en mi caso cuando me dirigía a trabajar... Mientras escribo esto suena de fondo "The End Of Love", un directo en Zurich de 1993 (que podeís escuchar aquí)

Leonard Cohen se fue sin hacer ruido y con la conciencia tranquila. Por expreso deseo familiar, en absoluta discrección. Tenía 82 años y esquivó el circo mediático de forma elegante, tan elegante como su forma de vestir, casi siempre de negro y gris, igual que el título de su último gran disco: "You Want It Darker" (2016). Un disco que cierra, junto a "Blackstar", de David Bowie, y "Skeleton Tree", de Nick Cave & The Bad Seeds, una trilogía musical y literaria de luz mortal y poesía fúnebre.



Su larga vida y su extensa obra da para muchos rios de tinta, escritor y poeta antes que artista musical, con su voz grave, profunda e hipnótica cautivó a varias generaciones desde finales de los '60s hasta la actualidad. En las distancias cortas tenía fama de ser elocuente y divertido, con un humor finísimo que desmiente el falso mito del Cohen "oscuro" y deprimente, ignorando la brillantez que irradiaba su persona y esa redención del dolor a través de la belleza que subyace en todos sus textos. Cualquier conocedor de su obra sabe hasta qué punto hizo suyo ese verso que viene de Rumi: "Hay una grieta en todas las cosas, así es como la luz penetra.". ¡Si hasta bailaba en las partes instrumentales de sus conciertos!



Hablando de conciertos... maldita la hora en que se anunció una actuación suya para el verano del 2009 en Gijón (ver noticia aquí). Al final los asturianos nos quedamos con la espina clavada, se canceló, y León se llevó el gato al agua. En esta ciudad debieron pensar que no habría presupuesto suficiente o que no sería rentable, algo completamente absurdo cuando el taquillazo estaba asegurado. Supongo que las Instituciones intentaron remediar tal desaguisado concediendo a Leonard Cohen el premio Príncipe de Asturias de Las Letras en 2011, reconocimiento merecido, por otro lado, al margen de todo lo que rodea a esta "celebración". Lo mejor de aquel dia, su discurso:



No voy a extenderme mucho más con tópicos que pueblan estos últimos dias la red y medios informativos. Me despido agradecido por todo el legado musical que nos dejó. Afortunados los que coincidimos con él durante un tiempo, disfrutando de sus canciones, identificándonos con esas letras que hablan de lo divino y lo humano, haciendo nuestros sus textos, a veces sensibles, en ocasiones excépticos, siempre geniales en voz de un gigante. Adiós maestro.

3 comentarios:

Orlando dijo...

R.I.P Gentleman .

Johnny JotaJota dijo...

Gran homenaje. D.E.P.

Nestor dijo...

ADIOS AL MAESTRO ... POR SIEMPRE LEONARD COHEN!