domingo, 26 de septiembre de 2010

SONNY VINCENT, Sala Savoy 23/09/2010


Este pasado jueves tuvimos por aquí a Sonny Vincent y se me hizo tan raro que un personaje de este calibre no llegara a meter ni 40 personas en una sala que a veces me pregunto donde coño están los punkies de esta ciudad. Tanto perro flauta por ahí suelto y tanto maniquí con camisetas de Offspring, Green Day... para luego no estar donde hay que estar. Claro que seguramente desconocen que Mr. Sonny Vincent ya estaba pateando culos cuando a la mayoría de esas bandas (¿punk? jaja) no estaban ni siquiera en pañales. Pero desgraciadamente así es la vida amigos, unos cardan la lana y otros se llevan la fama como dice el refrán, aquí no hay nada como morirse para que empiecen a hablar bien de ti, o por lo menos para que se acuerden. Sonny Vincent es una leyenda, historia viva del punk rock, uno de los protagonistas absolutos en la explosión de este movimiento en la ciudad de Nueva York de mediados de los ´70, donde tocó en lugares tan emblemáticos como el CBGB y junto a bandas como The Cramps, Suicide o Dead Boys entre otros. Supongo que eso a mucha gente se la suda, puede que algunos ni se enteraran, pero es que ni el precio anticrisis de la entrada podía ser excusa para no ir a este concierto ¡¡6 míseros € anticipada!! en fin, es lo que hay.



Yo no iba a desperdiciar mi oportunidad de ver otra vez a este crack, así que con suficiente antelación me acerqué al Savoy antes de la apertura de puertas para ver un rato las pruebas de sonido. Después mientras me tomaba una cervecita en el bar de enfrente, haciendo tiempo con los colegas, vemos salir a Sonny junto al resto del grupo a la calle y aprovechamos en ese momento para que nos firmara una foto que le hicimos en su anterior visita por estos lares. Sorprendido por ello accedió a nuestra petición y en ningún momento dio muestras de ese caracter tan personal y controvertido que algunos dicen que tiene, al contrario, nos atendió amablemente y agradeció nuestra presencia por haber ido al concierto.

Llama la atención lo bien conservado que se encuentra este hombre para la edad que tiene, y es que no aparenta ni de lejos esos 58 años con los que cuenta ya. ¿Habrá hecho un pacto con el diablo? Apuesto a que sí, porque no es solo la apariencia física, aún conserva mucha de la energía y el espíritu juvenil de sus inicios cuando fundó y lideraba a The Testors. El tio ha nacido y vive para esto, lleva tocando de forma profesional desde los 14 años y queda reflejado encima del escenario desde la primera hasta la última canción. Es puro nervio y actitud, no paró ni un solo segundo ni cuando rompió una cuerda a la tercera canción, siguió tocando su guitarra como si nada con cinco cuerdas y echándole un par de huevos.



Esta vez Sonny Vincent escogió como banda de acompañamiento a miembros de The Gee Strings, estuvo bien respaldado por Paul Grace al bajo y coros, Bernadette a la guitarra y Todd Kramer a la batería para hacer un exhaustivo repaso a lo mejor de su carrera. Todo ello concentrado en canciones que en su mayoría no sobrepasan los tres minutos de duración, llenas de furia y frustación, como "Bad Attitude" o "Madras Prison" de su etapa con Model Prisoner. Tampoco faltaron trallazos comos "Busted" o "French Music" del imprescindible Parallax In Wonderland (2000), que salieron disparadas igual que escupitajos directas a los cuatro gatos allí presentes. Sonny Vincent dio, simple y llanamente, una lección de auténtico y genuino punk rock. Después de más de cuarenta años de carrera poco o nada tiene que demostrar ya, sin embargo parece que sigue siendo ignorado por muchos, la historia algún dia lo pondrá en su lugar, entre los grandes como lo que es, y Gijón fue una vez más testigo de ello. Lástima que no haya tenido más repercusión.

9 comentarios:

OMAR dijo...

Desde hace un tiempo la asistencia a los conciertos en Gijón está dejando mucho que desear,los motivos los ignoro pero esto es una realidad.Sin duda alguna esta ciudad pasó por mejores épocas,el problema puede ser que a este paso volvamos a los tiempos oscuros en donde no había ningún concierto.Los promotores no se van a hacer millonarios con los conciertos pero arruinarse tampoco creo que les haga mucha gracia.

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Me alegro de que fuera un buen concierto. Me encanta lo que dices de que hay demasiado perroflauta suelto! jajaja!

Hay que ser muy profesional, auténtico, para tocar así de bien hayan 40 o 400 personas!

¡Saludos!

TSI-NA-PAH dijo...

Un tipo emblematico como bien dices!Un verdadero profesional siempre tiene que ofrecer un buen bolo, dentro de poco vebdran por aqui los Fuzztones y me temo que no va a ir mucha peña, ya veremos como tocan!
Es verdad recuerdo haberme echo seguidor y aun no habia nada escrito!!!Tambien era novato en esto de los blogs!
un abrazo

J.M.B. dijo...

Una pena que no se acercase por Bilbao, me hubiera gustado verle en acción y por lo que cuentas mucho más.

Un abrazo.

manel dijo...

Ayer estuvo de p.m. en Barcelona. 8 euros la entrada y erámos 30 personas.Pero lo dió todo como el gran porfesional que es. Saludos.

ROCKLAND dijo...

No atravieso una época muy punky y pasé de ir. No dudo ni un instante que debió de ser un buen concierto. Este tío tiene tablas y sabe lo que tiene entre manos.

¡40 personas! sí, muy flojo pero en todo un Barcelona han metido 10 menos.

Creo que hay excesiva oferta y a todo no puede ser. El mes que viene viene Eilen Jewell, Mike Farris etc...


Saludos.

paulamule dijo...

Pues desde luego de todo lo que está viniendo estos días, hubiera apostado por éste pero, como dice Rockland, no tengo muchas ganas de punk. Estoy algo más espiritual y me apetece ver a Mike Farris con los oídos limpios de tanto bolo.
Espero ese día como el comer.
Seguro que fue un muy buen concierto. Una pena lo de la asistencia pero hay demasiada oferta y supongo que la gente tiene que elegir.
Salud.

KARLAM dijo...

OMAR, la verdad es que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Espero que solo sea una mala racha y que como todo ciclo vuelva a verse buen ambiente por estas salas. Habrá que ser optimistas de cara al futuro, no nos queda otra, al menos de momento.

ROCK´N ROLL OUT LAW, que sí hombre, lo que yo te diga, seguro que por Barcelona abunda mucho de esa especie urbana también. Mucho lucir camisetas de la anarquía, RAMONES y demás grupos rockeros de venta en tiendas de moda, pero luego es todo pose, hay que ir de "algo" pa molar...

TSI-NA-PA, desde luego que sí, un tio que solo con verlo ya impone respeto, pero luego cuando te acercas a él ves que no se lo tiene nada creído. ¡Suerte con esos Fuzztones!

J.M.B., bueno por Bilbao esta vez no fue pero anda que os podeis quejar vosotros también en cuanto a conciertos. Si algún dia me comprara una segunda vivienda sería en Bilbao!!

manel, joder qué triste... solo treinta. Y eso que Barcelona es mayor que Gijón pero igual de lamentable en casos como este. En Zurich tan solo unos dias antes este tio hizo SOLD OUT ¿Te lo puedes creer? ¡¡En Suiza!! un país muy rockero como todo el mundo sabe...

ROCKLAND, no las conté una por una eh, pero juraría que no llegamos ni siquiera a esa cantidad incluyendo camareros y demás personal sin entrada. ¿Excesiva oferta? no seré yo quien me queje, tampoco creo que sea ese el motivo principal. Apuesto que si la entrada hubiese sido libre no habrían ido muchos más por desgracia.

paulamule, después de la abstinencia que estais pasando no me quiero ni imaginar como será el dia para vosotros cuando veais a Farris. Insisto en que NO hay demasiada oferta, al menos no comparado con otros años, un par de bolos a la semana y si no coinciden el mismo día tampoco me parece algo excesivo. 16 € me gasté yo entre ver a Sonny Vincent y Nine Pound Hammer el sábado. Eso no es pasta.


Muchas gracias a todos por la visita y vuestros comentarios.

SALUDOS!!!

Anónimo dijo...

That wasn't paul smith on bass or todd kramer on drums.