miércoles, 4 de diciembre de 2013

[crónica] PAUL COLLINS + Los Chicos, Sábado 30/11/13 - Sala Club Niemeyer (Avilés)


El ciclo de "Rock & Roll Club Niemeyer" sigue su curso y con la jornada del sábado pasado ya van 2/3 consumidos del programa. Turno para ver a Paul Collins como principal atracción, que regresaba a Asturias para regalarnos otra sesión con algunos de sus conocidos clásicos, lo cual siempre es de agradecer.

Antes serían Los Chicos, de Madrid, quienes tenían la misión de abrir presentándonos "In The Age Of Stupidity", el nuevo disco que hace el quinto en su carrera y que publicaron a principios de año. Pasaban de las 22:00h cuando los vimos llegar con los bártulos y el equipo, en teoría debía empezar para esa hora, y sin apenas tiempo de probar empezaron con un show que de inicio arrancó regular. Mal sonido, una batería que se tambaleaba moviéndose del sitio hacia adelante (luego la forraron), muchas bromas y contínuas interrupciones marcaron el concierto, al menos en su primera mitad. Luego continuó su particular fiesta, que independientemente del repertorio que traigan suele contagiar de buen rollo al personal, entre mucho desfase y tragos de cerveza. Estuvo bien pero los vi mucho mejor otras veces. Sinceramente, me dejaron a medias. Esperaba más, la verdad, aunque no todos opinen igual...

Lo de Paul Collins ya fue otra historia muy diferente. Su condición de "Rey del Power Pop" bien merecida la tiene. Todo un ejemplo del cual tomar nota, como persona y en el plano musical. Sin perder nunca la gracia, su interacción con el público fue constante, chapurreó varias palabras en castellano y admitió peticiones desde el principio preguntándonos qué canciones queríamos escuchar. Porque en esta gira, según nos dijo, el setlist es muy variable de una actuación a otra, aunque no falten la mayoría de sus clásicos en la recta final. léase: "You Won´t Be Happy", "Hanging On The Telephone", "Rock N Roll Girl", "I Don´t Find It", "On The Radio", "Look But Don't Touch", "When U Find Out"...

Un concierto muy entusiasta que nos hizo vibrar y mover el esqueleto, prácticamente de contínuo, al ritmo del mejor Power Pop y Rock & Roll de la mano de Paul Collins, figura legendaria donde las haya aunque parezca no darse importancia debido a su aspecto de "tio de lo más normal", y un carácter muy afable. "Don't Wait Up" en los bises cantada al unísono por los presentes, como casi todas las demás, pondría la guinda a esta celebración. Una fiesta total.

2 comentarios:

Johnny JJ dijo...

Paul Collin nunca defrauda en directo, my friend. Un abrazo y amunt.

KARLAM dijo...

Efectivamente Johnny, larga vida a Paul Collins!

Amunt