domingo, 27 de noviembre de 2011

LÜGER + ZA! - Sala Acapulco, Gijón 25/11/11

Los conciertos que se celebran paralelos al Festival Internacional de Cine de Gijón tienen todos su parte mala y su parte buena. Lo peor: sobra gente que está "por estar" y jodiendo la marrana, los horarios son permisivos solo si no madrugas al dia siguiente...etc. En lo positivo destacaría que la entrada es libre y siempre puedes descubrir o reencontrarte con varios grupos interesantes. Este año me alegro de no haberme perdido a los que para mi son una de las revelaciones de la temporada, los madrileños Lüger, que venían a presentar su reciente disco "Concrete Light" (2011).

Antes tuve que tragarme al duo de Barcelona llamado ZA! cuya actuación no se ni cómo calificar. A mi me parecieron infumables. He visto niños de 5 años metiendo ruido con sus cachivaches que me transmitían mucho más. Tampoco quiero cebarme con estos chavales porque lo harán con toda su buena intención, pero lo que yo entiendo por música contiene elementos tan básicos como "estructura", "melodía", "armonía", "ritmo"... que podrán gustar más o menos una vez ordenados, lo que pasa que el "orden" brilla por su ausencia en las canciones de ZA! (al menos yo no lo vi) y podría resumir en dos palabras su concierto: caos descontrolado. A su favor decir que saben cómo captar la atención y sentido del ridículo no les falta, el tema dedicado a Copito de Nieve hasta pudo tener su gracia, de hecho fue lo poco inteligible que pudimos descifrar en sus letras. Dicho esto, vistos una vez basta y sobra. Gracias.

Aliviados recibimos la presencia de Lüger sobre el escenario, eran casi las dos de la mañana cuando apareció el quinteto entre poca iluminación, debidamente adecuada para el espectáculo visual que se proyectaría sobre un telón preparado al fondo. Fue parte de la introducción instrumental con que dieron comienzo. Daniel Fernández, sentado en el centro, acaparó todas las miradas cuando de su mano salieron las primeras notas a través del llamativo sitar. Después rompió la calma esa explosión cósmica de su primer disco llamada "La fin absolue du monde", que nos puso alerta para lo que vino después.

Tenía muy presente la buena sensación que me habían dejado dos sus discos pero ni por asomo imaginé que fueran capaces de llevar con tanta eficacia su trabajo al directo. Sus canciones adquieren una dimensión mucho mayor, actúan como piezas indivisibles de una máquina germánica de precisión y cada engranaje cobra protagonismo en alternancia con el resto, siempre bien cojuntados. La poderosa doble base percusiva formada por Raúl Gómez (batería) y Fernando Rujas (tambor/metal sheets) actúa como un detonador, martillean el ritmo junto al también bajista y cantante Daniel Fenández.



Las canciones nos llegaban como proyectiles de rock electrónico impregnado en psicodelia, visual y sonora, con una fuerza y efectos impactantes, directos a la pista de baile. Ahí jugó un papel importante Mario Zamora, quien cobra protagonismo por momentos ("Monkeys Everywhere" es un buen ejemplo) a los mandos del órgano y sintetizadores. Desde su puesto dirige ráfagas de sonido envolvente y colorista como salidas de un platillo volante. En el lado opuesto la electricidad de su compañero y guitarrista Edu García, nos dejaba claro, por si alguien tenía dudas, que Lüger es una máquina alimentada principalmente de Rock.

Una tendencia que les caracteriza, y aplaudo por ello, es la utilización de voces en segundo plano, el peso de las canciones recae mayormente sobre instrumentales pero excepciones tipo "Dracula's chauffeur wants more" o "Swastika sweetheart" confirman su genialidad. Lo mismo te vuelan la cabeza que te dejan flotando en el ambiente. Lüger demostraron ser, ante todo, un sopolo de aire fresco en el panorama nacional, que falta hacía, carente de apuestas por este tipo de música y que tan bien recogen de bandas como Hawkwind, Primal Scream o Wooden Shjips. Del mejor space rock, pasando por la psicodelia de vanguardia hasta el krautrock alemán tienen cabida en su brillante propuesta que, repito, gana muchos enteros en directo.

Eché en falta al final algún bis, y creo que se lo pensaron, pero nos quedamos con las ganas puesto que el respetable tampoco puso mucho de su parte. En fin, así es el público que frecuenta este tipo de eventos... Para otra ocasión a lo mejor hay suerte, esperemos que se presente de nuevo la oportunidad.

* Setlist por gentileza de dos guapas señoritas

7 comentarios:

manel dijo...

Todo el mundo habla maravillas de ellos pero a mí no me entran ni a la de tres...En fin, para gustos colores...Saludos.

Labrador dijo...

A mí me ocurre lo contrario: no me cansaría de ver en directo a los Za!, y me cansé a la primera con los Lüger cuando les vi. Para gustos... los míos! Y tú los tuyos, claro.

Javi Meskalina dijo...

Pues tengo pendientes a los Luger... Za! por lo que dices, moderneo que creo que tampoco me diría nada a mí.

Saúde!

josu dijo...

Pues yo vi a Za! hace unos años y flipe con su propuesta, los discos tambien me molan. Y LÜGER tambien me parece una bandaza, lo malo k a estos no los he visto en vivo. Buena cronica y mejor blog, saludos!!!

KARLAM dijo...

manel, tampoco imaginaba yo que te gustasen así que...¡acerté! jeje.

¡Bienvenido Labrador! está bien que entres a discrepar, si no todo sería muy aburrido.

Javi, Lüger no se pero ZA! ya te digo yo que te los puedes ahorrar, no encajan en tu estilo.

josu, si para flipar son desde luego, no dejaron a nadie indiferente. Y no desesperes con Lüger que tarde o temprano se te presentará la oportunidad, seguro. Por cierto, bienvenido seas también!


Muchas gracias a todos. Saludos!!!

Víctor Hugo. dijo...

Lüger son una de esas alternativas musicales que oxigenan mis oídos:)

KARLAM dijo...

También los mios. Y una de las sorpresas del año, amigo. Saludos!