domingo, 12 de febrero de 2012

Necesito un Trabajo / I Need A Job


Desde ayer, sábado 11 de febrero del 2012, tenemos publicada en el BOE una nueva reforma laboral por obra y gracia del Partido Popular. Básicamente os la resumo yo en una sola palabra: BASURA. Se supone que este tipo de reformas van enfocadas a reducir el desempleo, sería lo lógico, pero aquí la lógica brilla por su ausencia y nuestros queridos gobernantes tienen claro que eso pasa directamente por subir los impuestos y facilitar a los empresarios el despido, o reducir el sueldo a sus trabajadores. Una idea cojonuda ¡¡Sí señor!! La solución según ellos es un despido TOTALMENTE libre y gratis el primer año.

Yo no soy economista ni me apasiona hablar de política tanto como de música, afortunadamente todavía conservo mi puesto de trabajo, pero me toca la moral y me hierve la sangre cuando leo que nos recortan los derechos sociales a su conveniencia. Esos por los que tanto lucharon nuestros antepasados y generaciones anteriores a la mia. Es inaceptable que cada vez haya más gente en la calle, pasando hambre, desesperada, sin ilusión y con un futuro muy incierto. ¿Os apostais algo que llegamos a los 6 millones de parados antes del 2013? pues vamos camino de ello.

Ahora la pregunta es: ¿Que podemos hacer para facilitar que se genere un puesto de trabajo durante este año? Y me refiero a un trabajo digno, no esa mierda que nos quieren vender como solución. Lo se, no es una pregunta sencilla. Para empezar debemos hacer algo más que lamentarnos y permanecer parados detrás de una pantalla esperando a ver como se desarrollan los acontecimientos. Cualquier pequeño gesto puede ser importante, empezando por solidarizarte con quien tienes al lado.

Volviendo al tema musical, que es realmente lo que nos ocupa y esperais vosotros cuando visitais este espacio, hoy recupero "Chickenfoot III" (2011). Como ya sabeis, el título del segundo disco de Joe Satriani, Michael Anthony, Chad Smith y Sammy Hagar, a parte de ser muy bueno (el título y el disco) también es una broma, pero detrás del cachondeo que parece reinar en el seno del grupo hay un trabajo serio. Cuando Sammy Hagar se dispuso a componer material para este nuevo disco recibió una carta de un ex-veterano de Irak, relatando su dramática historia y terminaba de la siguiente manera: "Can you help me, brother? I need a job."

Después de recibir más cartas similares, Chickenfoot encontraron la inspiración y la manera de comprometerse con esa gente de los USA que seguía afectada por la crisis. Como resultado compusieron "Three And A Half Letters", una canción cuya letra contiene extractos de esas misivas y que en directo interpretan con diferentes textos.

Desconozco si esta iniciativa ha servido para que alguien encuentre trabajo gracias a Chickenfoot, al menos ellos lo intentan como buenamente pueden, desde su posición de músicos y utilizando el rock como arma combativa. En su página web hay un apartado disponible para exista esa oportunidad e invitan a que escribas tu carta si lo deseas. Todo un ejemplo de lucha contra esta lacra social que estamos viviendo en estos dias, provocada en parte por una ambición desmedida a todos los niveles. ¿Se puede revertir esta situación? En nuestra mano está.


4 comentarios:

LoRbAdA dijo...

Esto es una gran estafa. nos la han metido doblada y muchos de los que han votado al PP estarán flipando. Yo me esperaba algo así de nauseabundo, la verdad. Cada dia le entran más ganas a uno de pirarse de este país de corruptos de mierda y políticos embutidos en mierda y en billetes. Que les den.

Víctor Hugo Sánchez Salamanca. dijo...

Como dijo el gran pensador de Málaga Chiquito de la Calzada: "la cosa ta mu malita":)

javistone dijo...

Nosotros ya nos hemos planteado irnos a México... con eso digo todo.

KARLAM dijo...

Cada vez son más los jóvenes que se piran de aquí al extranjero, no me extraña! Por lo que la opción de javistone es comprensible y nada descabellada. La cosa está mu malita y peor que se va a poner... Lo cojonudo es que parece que aquí nunca pasa nada, nos la meten doblada y no pasa nada... la gente no despierta, no nos enteramos, nos están comiendo vivos y parece que nada importa, nada más que los deportes, los chismes de la tele y demás gilipolleces! Hemos aceptado sin rechistar la reforma laboral y aquí nadie mueve un dedo. ¡Flipante! Esto tiene que romper por algún lado antes o después, no podemos seguir así.

Saludos compañeros.