miércoles, 4 de julio de 2012

Fatso Jetson - Taberna Belfast, Sta Mª del Páramo 29/06/12

Me daba buena espina desde un principio, sabía o quería creer que el concierto de Fatso Jetson iba a ser "el concierto del verano", y por qué no, uno de los mejores del año. Lo mismo que si hubiera soñado que me tocaba el gordo y cuando despierto (aún no me lo creo) se cumple el pronóstico, puedo decir que soy afortunado. No en el juego, precisamente, porque no tiento mucho la suerte, pero sí de estar en el momento justo y, sobre todo, en el lugar adecuado. De entre todas las salas de conciertos y locales que habré pisado en esta vida (muchos, os lo aseguro), ninguno como la Taberna Belfast de Santa Mª del Páramo. Un lugar realmente acogedor, decorado con muy buen gusto y con el don de hacerte sentir como si estuvieras en tu casa. En cuanto traspases el umbral de su puerta entras directamente en un mundo a parte, y aunque sea la primera vez, tendrás la sensación de que todo te resulta familiar, gracias a la infinita amabilidad de sus gentes y muy especialmente a Eva y Juanpa, que hacen de la estancia un placer del cual querrás repetir para regresar. Sumadle a esto una programación amplia y de calidad, como viene siendo habitual, y tendréis la ecuación perfecta cuyo resultado no puede ser más satisfactorio. Hecho por y para fans de la buena música, refugios como éste no se encuentran todos los dias, creedme, si pasais por León o alrededores visitadlo que os va a gustar.


Y todo lo anteriormente expuesto no son halagos gratuitos, ya sabeis que cuando toca dar palos se dan sin importar a quién ni dónde, sino que gozando de unas condiciones tan favorables lo normal es que viéramos un buen espectáculo, como el que dieron Fatso Jetson sorprendiendo a propios y extraños. En mi caso no puedo ser muy objetivo porque ya me tenían ganado de antemano, Mario Lalli representa lo máximo para cualquier seguidor de la música desértica, y con razón, es admirado entre muchos compañeros de profesión que lo toman como referente, pese a no levantar excesivas pasiones entre un público generalmente mediatizado.

Para esta gira el grueso de la banda es el mismo de siempre, Mario acompañado de su primo Larry, que lo borda con el bajo aunque se esconda en un discreto segundo plano, y el fuera de serie Tony Tornay tras las baquetas, ¡puro nervio! que se mostró increíble. Hacía tiempo que no me dejaba un baterista tan impresionado, siempre en su sitio, imprimiendo la fuerza justa y el groove necesario para marcar el ritmo adecuado en cada momento. La novedad se presenta con Dino Lalli, actuando de segundo guitarra ¡a sus 15 años! y vaya si se nota que lleva los genes del padre, desde luego tiene estilo el chaval y una prometedora carrera por delante. Solo faltó Vince Meghrouni para que la fiesta fuera completa, eché en falta su harmónica y saxo, que tanto juego dan a determinados temas, pero al final no viajó con ellos.


El concierto dio comienzo de la mejor manera posible, con un hat-trick de escándalo haciendo sonar de seguido: "Superfrown", "Pleasure Bent" y "Died in California". Sirvieron para repasar lo mejor del "Cruel & Delicious", que completarían más adelante con la brillantísima "Light Yourself On Fire". Luego nos obsequiaron un recital bastante variado, tocando prácticamente temas de todos sus trabajos, con mayor representación de esa obra magna llamada "Toasted". Desert Rock de muchos quilates sobre las tablas, donde Mario Lalli imponía su destreza con las seis cuerdas a la vez que repartía simpatía, mientras el resto los seguiamos, todos a una, sumergidos en sonoras dunas y surfeantes melodías, entregados a la diversión más absoluta. 

Me sorprendió que solo colaran una del "Archaic Volumes" ("Let go", aunque no aparezca en el setlist), ya que es su último disco de estudio y el único que llevaban en el merchandising. Pero a quién le importa cuando nos pasan por encima durante más de hora y cuarto, temazo tras temazo, hasta dejarnos sin aliento y con la boca abierta. "Bored Stiff"  tampoco aparecía en el guion, y mirad, ahí la teneis grabada en video más abajo. Después llegaría un final de infarto desatando la euforia entre los más incondicionales, el bis de rigor, "To Many Skulls", que estaba previsto, parecía la puntilla con la cual terminaban, pero no, aún hubo tiempo para una más: la extraordinaria instrumental "Graffiti in Space" ¡¡y-va-ya-su-bi-doon!!

Luego se fotografiaron y firmaron discos con todo aquel que quiso, intercambiamos algunas palabras, nos tomamos unas cervezas y... ¡un momento! ¿No hace diez minutos que se acabó el concierto? Da igual. En esto que sube Tony Tornay de nuevo a la batería, cogiéndonos totalmente desprevenidos, y pedazo de solo que se marca el colega ¡¡la madre que lo parió!! Jajaja, pero qué tio más grande, joder! Y que buena gente todos. Para el verano que viene prometieron volver y les tomamos la palabra. Repetimos las veces que haga falta porque es un honor y un privilegio. Por mi como si es cada semana. ¡Larga vida a Fatso Jetson!

video
"Bored Stiff", por gentileza de mi amiga Laura

1 comentario:

LoRbAdA dijo...

Pues sí, larga vida!! Qué buenos son. Felicidades por la experiencia. Tienen pinta de majos.

Un saludo.