lunes, 5 de noviembre de 2012

JIM WILSON - Monkey Club, Gijón 28/10/12

Hace un par de domingos tuvimos a Jim Wilson presentando por Gijón su primer disco en solitario, y no tuvo un recibimiento muy caluroso que digamos, al contrario, más bien impropio para alguien de su categoría, muy lejos de lo que cabía esperar. Una pobre entrada que hizo de la noche un encuentro íntimo entre los cuatro amigos que nos juntamos y este señor, que si de algo puede presumir es de que sabe rockear como pocos, llevar el oficio en la sangre y mantener intacta una personalidad que lo hace ser en cierto modo entrañable, cercano, y a la vez digno de admirar. De acuerdo, no es ninguna estrella ni viste como tal, si con Mother Superior parece condenado a no despegar nunca en cuanto a un mayor reconocimiento que le haga justicia, damos por sentado que este es su hábitat natural.


Siendo egoístas por un lado me alegro, porque es en pequeños clubs o salas de medio aforo donde más disfruto la música, donde más se aprecia la autenticidad y me siento privilegiado por ello, aunque a veces pienso que no lo merecemos viendo la paupérrima afición al rock que existe en esta ciudad. También me siento orgulloso de formar parte de esa minoría, los que todavía priorizamos ir a un concierto antes que ir al cine, quedarse en casa o buscar cualquier otra excusa, la que sea, me da igual. 

Centrándome en el tema extrictamente musical, voy a ser todavía más sincero, no esperaba que Jim Wilson me volase la cabeza y era consciente de que venía con una propuesta bien diferente a la que nos mostró en años anteriores con su banda principal. Tampoco sabía quienes lo acompañaban en esta nueva aventura, por lo visto un tal Ian Galloway al bajo y Ryan Carman en la batería, que si bien no son ningunos virtuosos con sus instrumentos tampoco puedo decir que lo hicieran mal. Eso sí, manteniéndose como es lógico en un discreto segundo plano. Lo cierto es que el bolo tuvo sus altibajos y empezó con un traspiés. La correa de la guitarra de Jim Wilson se rompió durante la introducción provocando un retraso de varios minutos y hubo que tirar de imaginación, en este caso una navaja los sacó del paso sin que hubiera que lamentar mayores contratiempos ni que llegase la sangre al rio. Luego sí, arrancaron con "Bleeding" de la misma forma que en el disco,  y a ésta la siguieron todas las demás. Porque lo tocaron en su totalidad aunque también hubo tiempo para versiones, como "Lodi" (CCR), "When The Whip Comes Down" (Rolling Stones), y  temas de Mother Superior en la recta final: "Four Walls", "Let It Go", "Fuel The Fire" y "Beg Borrow Steal".


No fue un concierto de la hostia pero estuvo bastante bien en líneas generales, Jim puso todo de su parte para ganarse al respetable, nada que reprocharle, sacó brillo a su guitarra y en un par de ocasiones se bajó de las tablas para formar comunión con nosotros. El tio toca de puta madre y mantiene buena voz, que sin ser extraordinaria a mi personalmente me transmite muy buen feeling, a parte de que siempre es agradable encontrarse con tipos de este calibre, íntegros con su trabajo, personas normales, fans de la música rock y buena gente con la que compartir vivencias como esta. Al fin y al cabo eso es lo importante.

2 comentarios:

LoRbAdA dijo...

Por desgracia no he podido verlo por el curro. Me he quedado con los dientes larguísimos, este tio es un fenómeno.

Un saludo.

KARLAM dijo...

Muy de acuerdo contigo LorbAdA, y siento que te hayas quedado con las ganas. Aprovecho para dejar aquí un texto que escribió Funhouse Productions en su muro de fb esta pasada mañana:

"Nos despedimos de este año a lo grande con un conciertazo de Dan Baird y Jim Wilson en el apolo de BCN.
Como siempre ha sido un placer trabajar con Dan y los suyos.
Muchas gracias también al equipo de Jim Wilson, su banda y Manny Montana.
Decir que Jim es una de las personas más dulces y entrañables que he conocido en los últimos años, al fin y al cabo eso es lo importante, las personas."

Ya no soy solo yo quien lo dice...

Un saludo.